Procesos fundamentales TPM - Artículo

Por: Humberto Alvarez Laverde

Este pilar tiene como propósito eliminar radicalmente las pérdidas utilizando metodologías y técnicas eficaces para el análisis y solución de problemas. Los proyectos de mejora se realizan individualmente o en equipos pequeños. Las mejoras enfocadas frecuentemente se desarrollan con la intervención de las diferentes áreas comprometidas y su objetivo consiste en maximizar la efectividad global de equipos, procesos y plantas industriales. Las acciones de mejora enfocada exigen emplear metodología específica y se concentran en la búsqueda de oportunidades para eliminar los despilfarros presentes en diferentes formas en las instalaciones industriales. Los instrumentos utilizados pueden ser técnicas específicas de TPM o tecnologías de otros campos como control de calidad, estadística industrial, ingeniería de procesos, fiabilidad, ingeniería de mantenimiento, diseño de productos y otras.

El proceso de mejora enfocada busca desarrollar acciones de mejora continua en forma similar como se realiza en los procesos de Control Total de Calidad. El único factor diferencial con las acciones desarrolladas dentro de los procesos de Control Total de Calidad consiste en la aplicación de procedimientos y técnicas de análisis de problemas concretos mantenimiento y la asignación de mejoras individuales muy frecuente en TPM, mientras que en el TQC se utiliza la estructura de los Círculos de Calidad como base del trabajo de mejora. Si una organización ha desarrollado actividades de mejora similares, simplemente podrá incorporar dentro de su proceso nuevas herramientas desarrolladas dentro del entorno TPM y no deberá modificar su proceso de mejora actual. Estas herramientas ayudan a eliminar los despilfarros específicos de los equipos industriales y son más poderosas que las técnicas de calidad u otro tipo de metodologías para este tipo de problemas. El procedimiento seguido para realizar las mejoras enfocadas utiliza los pasos del ciclo Deming o PHVA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar):

  • Seleccionar un tema
  • Formar un equipo de proyecto
  • Registrar el tema
  • Investigar, definir y poner en práctica la mejora
  • Evaluar los resultados

Las técnicas más utilizadas en el estudio de los proyectos de mejora enfocada son:

  • Principio de Pareto
  • Estratificación de información
  • Diagrama de Causa Efecto
  • Análisis Know-Why
  • Diagramas de Afinidad y Relaciones
  • Método PM o de análisis físico
  • Método AMFE (Análisis Modal de Fallos y Efectos)
  • Árboles de fallos
  • Análisis de causa raíz o primaria
  • Lecciones de un punto (One Point Lesson)
  • Diagrama de dados

Desde el punto de vista técnico, este pilar busca que el equipo tenga un comportamiento regular (predecible), buscando eliminar los problemas crónicos que impiden su pleno rendimiento. Desde el punto de vista humano, este pilar trae los beneficios de mejorar las habilidades individuales para realizar el trabajo, mejora de la calidad de vida y seguridad de las instalaciones, desarrollo la capacidad para gestionar las áreas de trabajo y un aumento del sentido de responsabilidad de las personas. En el desarrollo de las acciones de este pilar, el operario se involucra en los trabajos rutinarios de conservación y mantenimiento de las condiciones básicas del equipo, esto es , mantenerlo muy limpio, lubricado y ajustando. El mantenimiento autónomo utiliza técnicas conocidas como la “estrategia de las 5S”. Estas son cinco palabras japonesas que comienzan por S: Seiri, Seiton, Seiso, Seiketsu, Shitsuke o clasificar, ordenar, limpiar, estandarizar el trabajo y actuar disciplinadamente. También se emplean técnicas para el análisis de problemas, sistemas de gestión visual, procesos de diálogo, trabajo en equipo y otras técnicas de comunicación muy eficaces. Una de los propósitos fundamentales de este pilar es lograr que los niveles operativos participen activamente en las acciones de mantenimiento preventivo de las instalaciones.

El mantenimiento autónomo se fundamenta en el conocimiento que el operador adquiere para dominar las condiciones del equipo, esto es, los sistemas y mecanismos del equipo, aspectos operativos, cuidados y conservación, manejo, análisis de averías, etc. Con este conocimiento los operadores pueden comprender la importancia de la conservación de las condiciones de trabajo, la necesidad de realizar inspecciones preventivas, participar en el análisis de problemas y realizar trabajos de mantenimiento liviano. En la medida en que los equipos se hacen más complejos, es necesario mejorar el conocimiento que tiene el operario de los equipos, de lo contrario las instalaciones se exponen a pérdidas de eficiencia, deterioro de los equipos y la pérdida de motivación del personal. Para un correcto desarrollo del mantenimiento autónomo los operadores deben dominar las siguientes tecnologías y capacidades:

  • Conocimiento y capacidad para descubrir fuguai. Esta palabra japonesa significa error, defecto, fallos, no conformidad con el estándar o algo errado, problemas o simplemente “despilfarros” en el sistema productivo.
  • Conocimientos y capacidades para comprender los mecanismos y las funciones de los equipos, con el objeto de localizar las causas de los posibles problemas.
  • Conocimientos y capacidades para comprender las relaciones entre equipos y calidad del producto, con el objeto de ayudar a prevenir la presencia de defectos.
  • Conocimientos y capacidades para realizar intervenciones livianas sobre el equipo
  • Capacidad para realizar mejoras enfocadas en los temas relacionados a las funciones del operador, tanto en forma individual, como con la ayuda de sus compañeros.

Un operador con este dominio puede considerarse como un verdadero especialista en el cuidado del sistema productivo de la compañía. El desarrollo del mantenimiento autónomo se hace a través de siete pasos y estos deben ser evaluados y auditados para asegurar el correcto desarrollo.

Este pilar tiene como propósito mejorar la eficacia del sistema de mantenimiento utilizado por la empresa. El Instituto Japonés de Mantenimiento de Plantas (JIPM) sugiere un sistema gradual de mejora en de las operaciones de mantenimiento que se desarrolla en siete pasos. Al seguir cuidadosamente estos pasos, una empresa logra mejorar tanto la gestión, como la tecnología de mantenimiento de la empresa. 

Este es uno de los pilares que más contribuye a mejorar la productividad en una fábrica o instalación industrial. Pero el beneficio mayor consiste en que permite sostener los logros alcanzados con la aplicación de los restantes pilares. El fundamento metodológico de este pilar es la elaboración y uso eficiente de la información de mantenimiento, en especial la producida durante la operación de los equipos y en los estudios de ingeniería de mantenimiento. 

El objetivo del mantenimiento planificado en los primeros pasos consiste en apoyar el desarrollo del pilar mantenimiento autónomo y eliminar problemas de los equipos a través de análisis de la información disponible de averías. En los pasos avanzados contribuye a mejorar los procesos de gestión y las operaciones de mantenimiento preventivo, predictivo y el empleo de tecnología para el diagnóstico de equipos.

Este pilar tiene como propósito contribuir a la mejora de la calidad del producto a través de la inspección y control de los parámetros técnicos del equipo que inciden en las variables de calidad del producto. Este pilar se implanta en equipos que no presenten deterioro acumulado y su fiabilidad sea alta. Las acciones de mantenimiento aseguran la calidad del producto debido a que el equipo aparentemente está libre de averías y es muy fiable. Se emplean técnicas de ingeniería de mantenimiento, análisis de procesos y métodos de calidad para identificar los parámetros a controlar. La inspección del equipo orientada a conservar las variables de calidad es realizada por los operarios como parte del mantenimiento autónomo. 

El mantenimiento de calidad se considera como una etapa relativamente avanzada del TPM. Frecuentemente se entiende en el entorno industrial que los equipos producen problemas cuando fallan y se detienen, sin embargo, se pueden presentar averías que no detienen el funcionamiento del equipo pero producen pérdidas debido al cambio de las características de calidad del producto final. 

El mantenimiento de calidad es una clase de mantenimiento preventivo orientado al cuidado de las condiciones del producto resultante. Este tipo de mantenimiento preventivo exige equipos de alta fiabilidad y un desarrollo avanzado de los pasos del mantenimiento autónomo.

Este pilar tiene como propósito mejorar la tecnología de los equipos de producción. Es fundamental para empresas que compiten en sectores de innovación acelerada y manufactura versátil, ya que en estos sistemas de producción la actualización continua de los equipos, la capacidad de flexibilidad y funcionamiento libre de fallos, son factores extremadamente críticos. 

Este pilar actúa durante la planificación y construcción de los equipos de producción. Para su desarrollo se emplean métodos de gestión de información sobre el funcionamiento de los equipos actuales, acciones de dirección económica de proyectos, técnicas de ingeniería de calidad y mantenimiento. Este pilar es desarrollado a través de equipos de proyectos específicos. Participan los departamentos de investigación, desarrollo y diseño, tecnología de procesos, producción, mantenimiento, planificación, gestión de calidad y áreas comerciales.

Este pilar tiene como propósito reducir las pérdidas que se pueden producir en el trabajo de operaciones de apoyo al negocio como diseño, laboratorios, gestión logística, informática, administración etc. Si cerca del 80 % del coste de un producto es determinado en las etapas de diseño del producto y de desarrollo del sistema de producción, las acciones de este pilar pueden ayudar a reducir las pérdidas en procesos de introducción de nuevos productos. 

En entornos mass customization o de personalización masiva, el sistema Supply Chain Management o cadena integral de logística debe operar sin errores y pérdidas de tiempo. En estas áreas se pueden aplicar conceptos y técnicas TPM para mantener el sistema en funcionamiento sin problemas, en forma similar cono se hace con una planta industrial. El mantenimiento productivo en áreas administrativas ayuda a evitar pérdidas de información, coordinación, tiempo, precisión de la información, etc. 

Este pilar emplea técnicas de mejora enfocada, estrategia de las 5S, acciones de mantenimiento autónomo, educación, formación y estandarización de trabajos. Este pilar es desarrollado a través de acciones individuales o en equipo.

El objetivo de este pilar es apoyar el funcionamiento del sistema de gestión integral de seguridad y ayudar a cumplir con las políticas de medio ambiente de la compañía. Emplea las metodologías utilizadas en otros pilares como mejoras enfocadas, mantenimiento autónomo y desarrollo de la estrategia de las 5S. Contribuye significativamente a prevenir riesgos que podrían afectar la integridad de las personas y efectos negativos al medio ambiente. Algunas empresas orientan el mantenimiento autónomo como la base de su sistema de gestión de seguridad o safety management.

Este pilar incluye todas las acciones que se deben realizar para el desarrollo de habilidades de los operarios y técnicos de mantenimiento con el propósito de lograr altos niveles de desempeño y calidad en los trabajos. Este pilar se desarrolla en pasos como otros pilares TPM, emplea técnicas utilizadas en mantenimiento autónomo, mejoras enfocadas y herramientas de calidad. Se responsa el desarrollo de este pilar a las áreas de gestión humana, con lo cual se logra una integración de todas las áreas funcionales de la empresa en la promoción del TPM

La Figura 1 presenta la relación existente entre los procesos fundamentales o pilares TPM. Los procesos fundamentales TPM permiten desarrollar actividades ordenadas para la mejora del sistema productivo. Cada uno de los pilares posee una metodología específica y herramientas especialmente diseñadas para su implantación. Si una organización pretende excelentes resultados en la mejora de sus equipos implantando el TPM, debe comprender las relaciones existentes entre estos procesos fundamentales y así poder desarrollar una estrategia de implantación. Estos procesos TPM cumplen una función específica en el proceso de mejora de los equipos, pero lo más importante es que estos se combinan para lograr beneficios importantes en la mejora de la productividad de una instalación industrial.

El pilar mejoras enfocadas se puede desarrollar paralelamente con el establecimiento de las condiciones básicas de los equipos a través de los primeros pasos del pilar mantenimiento autónomo; además, los dos pasos iniciales del pilar mantenimiento planificado reforzarían las mejoras y garantizaría que estas se mantienen en el tiempo. Estas relaciones entre pilares están justificadas por el tipo de efecto que se espera lograr en la mejora del equipo. La figura 3.3 muestra las relaciones entre estos pilares y las cuatro fases de mejora de un equipo. Este cuadro permite observar la forma lógica como se puede desarrollar el TPM y ayuda a formular un plan maestro de introducción en la compañía.

Figura 1. Relación entre procesos fundamentales o pilares TPM

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad